Muchas veces nos preguntamos como hacer para llevar una dieta correcta sin la necesidad de perdernos eventos sociales o fiestas, es muy común creer que salirnos de nuestra rutina nos lleva a salirnos también de nuestra dieta pero esto no es cierto. Lo más importante es tener un equilibrio en nuestra vida, entender que entre el blanco y el negro hay una gama de grises y debemos de estar siempre en este punto para no caer en los excesos. Escuchar a nuestro cuerpo es lo más importante para tener un estilo de vida saludable a pesar de estar en eventos o momentos no ocasionales.

Estamos rodeados de eventos sociales que pueden afectar nuestro tratamiento, por lo que siempre les recordamos a nuestros pacientes que pueden llevar una vida normal simplemente hay que comer conscientes y saber cuando comemos por hambre y cuando por ansiedad, de esta manera podremos cuidarnos durante un evento fuera de lo normal.

Para que lo logres te doy algunos tips:

 

  1. No te sirvas en tu plato hasta que no veas todo lo que hay en la mesa y puedas elegir bien lo que se te antoje.
  2. Escoge solo 3 platillos y sírvete solo una vez porciones normales.
  3. Acabando lleva tu plato a la cocina.
  4. Necesitamos que estés SOLO SATISFECHO/A el 100% del tiempo.
  5. Para el postre primero piensa si realmente quieres comértelo.
  6. Si la respuesta es si, sírvete en tu plato un pedacito de lo que quieras.
  7. No piques pretendiendo no comer, comes mucho más así.
  8. RETO: Llegar con hambre a la siguiente cena.
  9. No almendras, no pistaches, no pepitas.Nada que se pique.
  10. Aguas con comer mucho fruta, es igual de malo.
  11. El exceso de alcohol en el cuerpo se convierte en grasa y NO SE ELIMINA, ojo con la cantidad de alcohol que consumimos y por supuesto, cuidado con los mescladores, utiliza siempre refrescos de dieta, agua mineral o agua natural, evita los jugos o bebidas a base de azúcar.

 

Conclusión: EL PROBLEMA DE LAS FIESTAS O EVENTOS NO ES LO QUE COMEMOS, ES CUANTO COMEMOS.